BAUTISMOS

 

 

¿Cuándo?

Sábado 7 de agosto |  2021 | En la playa

Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.” (Hechos 22:16)
 
¿Qué debes hacer?
 
  • Pregunta por el folleto sobre el bautismo, y prepárate para este importante paso de fe y obediencia al Señor. (A continuación puedes encontrar dicha información)

____________________________________________________________________________________________________________

 

EL BAUTISMO CRISTIANO

page1image2409473760

Antes de partir, Jesucristo dijo a Sus discípulos:

Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. (Mateo 28:19).

“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.” (Marcos 16:15-16)

El bautismo es una ordenanza de la iglesia del Nuevo Testamento, y un símbolo de nuestra unión con Cristo. Pablo dijo:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. (2 Corintios 5:17)

La palabra “bautizar” proviene del término griego “BAPTIZO”, que significa “sumergir” o “hundir”. Esta palabra también se empleaba en el oficio de teñir tela en tinta. La tela o lana se sumergía o “bautizaba” totalmente en la tinta para quedar teñida. Al bautizarse, el cristiano se ‘sumerge’ visiblemente en Cristo (Gál 6:27); y en el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia (1Corintios 12:13).

 

EL BAUTISMO HABLA DE TRES VERDADES:

1. He muerto con Cristo. Su sangre me ha redimido    

2. Mi pasado ha sido sepultado. Dios me ha perdonado

3. Ahora soy una nueva criatura en Cristo Jesús”

El bautismo anuncia el final de nuestra esclavitud al pecado; y nuestra entrada a la nueva vida con Jesús.

Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. (Romanos 6:4)

Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado              (Romanos 6:7)

No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.

Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia (Romanos 6:4-7, 12-14)

page2image2417530000

Esto quiere decir que el que se bautiza se identifica de forma visible con el Señor, y con Su Iglesia.

El bautismo representa lo que ocurre en la conversión. Es un símbolo visible de una transformación espiritual e invisible. Simbólicamente la persona es “sepultada” en el agua, y sale otra vez de allí “resucitada” . Es un pequeño “drama” de una realidad espiritual que ocurrió en el día de su conversión.

La Biblia nos narra el caso cuando Jesús estaba en la cruz y le dijo al condenado que creyó en Él:

De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. (Lucas 23:43)

 y éste no tenía oportunidad de bautizarse. Sin embargo, se asume que los creyentes, después de aceptar a Jesús, le seguirán en el bautismo en agua, lo más pronto posible.

Los apóstoles y los primeros creyentes tomaron muy en serio estas instrucciones del Señor Jesucristo. Ellos predicaban la Palabra de Dios, y “los que recibieron su palabra fueron bautizados” (Hechos2:41).

Más adelante, en Hechos 8:35, 36, leemos que Felipe le explicó el “evangelio de Jesús” al etíope que volvía de Jerusalén. Al terminar de hablar Felipe, el etíope le dijo: “Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado?”

page3image2412259792

¿Por qué hizo el etíope tal pregunta? Tenemos que concluir que la enseñanza sobre el bautismo formaba parte del “evangelio de Jesús”.

Es decir, si no predicamos, promovemos y practicamos el bautismo cristiano; nuestro mensaje está incompleto. Si miramos los ejemplos que encontramos en el libro de los Hechos, vemos sin excepción que el nuevo creyente se bautizaba tan pronto como podía; después de su conversión.

El bautismo en agua no es una sugerencia. ¡Es un Mandato! Es además una expresión esencial de la fe en Cristo y una señal de obediencia a Su señorío. El bautismo muestra al mundo que nosotros nos hemos sometido a una nueva autoridad, la cual está en el cielo.

La salvación es un asunto de creer, de obedecer y de recibir abundantemente el poder de Dios en nuestras vidas. Arrepentimiento y Fe, siempre vienen antes del bautismo. El bautismo en agua no es lo que salva (Rom. 10:9), ni es lo que borra los pecados (Hebreos 9:14; 1 Juan 1:7); sino que la justificación, es el resultado del perdón de pecados por la fe en Cristo (Rom. 5:1), y la salvación es un proceso que continúa hasta cuando dejemos este mundo y vayamos al Cielo (1Pedro 1:3-10).

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Filipenses 1:6)

 

 

More Events

Back to top