Donaciones

Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. (2 Corintios 9:7)

Hora a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto. (Proverbios 3:9-10)

Su generosidad puede transformas vidas, comunidades, sociedades enteras. Dios nos llama a ser generosos en todo tiempo, a velar por las necesidades de nuestro prójimo; y a su vez, Él estará también transformando tu propia vida.
Back to top