¿Conoces tú el verdadero amor?

HAY UNA FUERZA QUE MUEVE A LA HUMANIDAD
Es más poderosa que la electricidad; conquista más que el dinero, y atrae más que la gravedad: ¡ES LA FUERZA DEL AMOR!
Procede de la fuente primaria de todas las cosas: DIOS.
La Biblia dice que Dios quiere mostrar Su amor a cada persona .
Esto te incluye a ti.

 


Él dice : “Le atraeré con cuerdas de amor”     (Oseas 11:4)
Esas cuerdas hablan de un sacrificio, por amor; para poder salvarte a Ti.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda más tenga vida eterna.” (Juan 3:16)

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” (Romanos 5:8)

Dios mandó a su profeta Ezequiel que comunicara el deseo de Su corazón:

Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis…?” (Ez. 33:11)

También declara el apóstol Pedro:

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” (2 Pedro 3:9)

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio…” (Hechos 3:19)


 

ACÉRCATE A DIOS. Él es Tu creador. Déjale que te salve. No resistas al llamado de su amor. Es muy fácil recibir el perdón de Dios, porque YA CRISTO PAGÓ el alto precio que Dios exigía.
Cumple tú ahora con tu parte: Toma hoy la DECISIÓN de cambiar tu vida. Arrepiéntete de haber vivido fuera de la voluntad de Dios, tu creador, a quien algún día tendrás que dar cuentas por todos tus actos y palabras:

El fin de todo el discurso oído es éste: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.” (Eclesiastés 12: 13-14)

Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuegO. Ésta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.” (Ap. 20:11-15)


NO ESPERES HASTA QUE SEA MUY TARDE…
ACEPTA LA JUSTICIA y la gracia de Dios en Jesucristo ahora, antes de que no tengas más oportunidades:
  1. Reconoce que eres pecador. Que no has vivido perfectamente delante de Dios.
  2. Arrepiéntete sinceramente de vivir apartado de Dios.
  3. Pídele perdón de todo corazón por todos tus pecados.
  4. Entrega tu alma y el control de tu vida a Dios, confesando al Señor Jesucristo como tu Señor y Salvador; y recibe la gracia de Dios, la salvación de su alma.

Dice el Señor:

Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.”  (Romanos 10:9)

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”  (1 Juan 1:9)

Y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.”  (1 Juan 1:7b)

  • APRENDE a vivir conforme a la voluntad de Dios. Para esto, es necesario que aprendas a hablar con Dios (orar);
  • APRENDE lo que Dios desea que tú sepas (lee la Biblia);
  • CONGRÉGATE en una iglesia cristiana donde se predique y enseñe la Palabra de Dios, La Biblia; para que crezcas en el conocimiento de la Palabra y en el amor fraternal;
  • OBEDECE la voz del Espíritu Santo que te ha de dirigir en todo tiempo; y
  • COMPARTE con otros el amor que has recibido.

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18)

Back to top