El Pastor Julio nació en la República Dominicana en el año 1955 y se graduó de Ingeniero Químico en el año 1978; año en el que también conoció a su esposa Leonor, quien también nació en la República Dominicana en el año 1956, y se graduó de Maestra Normal Primaria en el año 1977.

Ambos se unieron en matrimonio en diciembre del año 1980; y fruto de dicha unión, Dios les ha dado 2 hijos: Carolina y Julio Jr.; y 5 nietos: David, Eileen, Ethan, Gianna y Annabelle.

El Pastor Julio fue criado en la religión tradicional, pero se volvió ateo en el año1974 mientras cursaba su segundo año de estudios universitarios. Él explica su vivencia de esta manera:

“Después de estudiar la materia de Filosofía y de conocer cómo era de amplia la manera de pensar de los grandes filósofos y sin embargo, cuántas contradicciones tenían entre unos y otros, me volví ateo. En mi familia eran cristianos mi madre, mi padre y un hermano. Me burlaba de ellos y discutía fervientemente con ellos y hablaba muy mal del pastor que iba a casa, pues le creía un engañador. Yo odiaba que me mencionaran la palabra “Dios”. Me provocaba inmediatamente la ira el siquiera escuchar esta palabra.

De hecho, cuando estaba leyendo algún libro y el autor mencionaba la palabra “Dios”, inmediatamente dejaba de leer y tiraba el libro, considerándolo como “basura”.

Yo odiaba que me mencionaran la palabra “Dios””—Pr. Julio

Recuerdo que cuando era niño, cada vez que estornudaba, mi mamá me decía “Dios te bendiga”. Bueno; en aquél tiempo yo le pedí a mi madre que dejara de decirme esas palabras porque mencionaba sobre mí la palabra “Dios”. Le dije que, como el estornudar era señal de que mi cuerpo estaba por recibir algún virus, que me deseara “Salud” en lugar de decirme lo anterior. Ella partió con el Señor en el año 1978, tres semanas después de asistir a mi graduación; con el dolor de saber que su hijo era tan rebelde y sin poder decirme la bendición. (Lo que nunca pude impedirle era que orara por mí cuando estaba a solas; y estoy seguro que Dios escuchó sus oraciones y que a Su tiempo le dio la respuesta)

Yo tenía una definición muy particular de lo que era Dios.—Pr. Julio

Me gradué de Ingeniero Químico en junio de 1978 y comencé a trabajar en mi profesión. Pude desarrollar o ampliar mis capacidades aprendidas, en las empresas en las que trabajé. Como yo no creía en la existencia de Dios, creía en la evolución; y busqué en el mundo de la ciencia las respuestas a la vida que mi corazón demandaba.

Yo tenía una definición muy particular de lo que era Dios.

Yo creía que Dios era: “Un mito creado por mentes débiles e ignorantes que tenía como propósito, además de hacer que las personas fueran buenos ciudadanos, confortar a aquellos infelices que por su falta de competencia o preparación, enfrentaban el fracaso de sus vidas con la vana ilusión de que después de la muerte, entonces vivirían bien”.

  • Durante algún tiempo estuve buscando conocer por qué las cosas suceden como suceden; por qué, por ejemplo, la luz del sol continúa brillando por tantos años sin agotarse; por qué existe la fuerza de la gravedad; la inmensidad del universo y la perfección del átomo, etc. Comencé a imaginar que quizás existiría algún tipo de computadora en el universo que controlaba todas las cosas y que diseñó la gravedad para evitar que estuvieran chocando los astros; pero luego venía la pregunta: ¿Quién diseñó y programó esa computadora? ¿Qué mente había detrás de tanta perfección en el universo? Estaba lleno de preguntas y la ciencia no satisfacía mis inquietudes (aunque en ese tiempo yo trabajaba como consultor técnico, especialista en información científica y tecnológica que daba respuesta a cualquier tipo de preguntas que cualquier profesional tuviese).

Dios tenía un plan diferente para su vida.—Pr. Julio

Durante algún tiempo estuve buscando conocer por qué las cosas suceden como suceden; por qué, por ejemplo, la luz del sol continúa brillando por tantos años sin agotarse; por qué existe la fuerza de la gravedad; la inmensidad del universo y la perfección del átomo, etc. Comencé a imaginar que quizás existiría algún tipo de computadora en el universo que controlaba todas las cosas y que diseñó la gravedad para evitar que estuvieran chocando los astros; pero luego venía la pregunta: ¿Quién diseñó y programó esa computadora? ¿Qué mente había detrás de tanta perfección en el universo? Estaba lleno de preguntas y la ciencia no satisfacía mis inquietudes (aunque en ese tiempo yo trabajaba como consultor técnico, especialista en información científica y tecnológica que daba respuesta a cualquier tipo de preguntas que cualquier profesional tuviese).

De hecho, cuando estaba leyendo algún libro y el autor mencionaba la palabra “Dios”, inmediatamente dejaba de leer y tiraba el libro, considerándolo como “basura”.

me avergonzaba decir a los vecinos y amigos que ya yo creía en Dios”—Pr. Julio

En el año 1988, mi hermano mayor me preguntó si yo tenía a alguien que lo considerara mi mejor amigo. Le dije que tenía amigos pero que al final, realmente yo no confiaba en nadie. Me consideraba solitario. Él me invitó a una reunión en la cual me iba a presentar a alguien que podría ser mi mejor amigo y en quien yo realmente podría confiar. Fui a esa reunión y resultó que era en una iglesia católica y estaban los catecúmenos y los carismáticos presentando a Cristo Jesús. Yo estaba un poco frustrado con mi hermano pero me quedé en esa reunión. El próximo sábado continuaría la conferencia.

Tuve toda una semana angustiado y muchas cosas pasaron en mi vida. Si abría la Biblia me salían porciones que me hablaban de juicio y destrucción; pero también otras que hablaban que Dios me perdonaba, que me amaba, etc. Así que volví a la próxima reunión y ya estaba más tranquilo pero con expectación. Seguí asistiendo a la iglesia católica aunque me avergonzaba decir a los vecinos y amigos que ya yo creía en Dios y que Jesucristo en verdad existía”.

su primer trabajo formal en la iglesia fue el de encargarse de la limpieza del templo.—Pr. Julio

El Pastor Julio y su esposa Leonor emigraron con sus hijos a los Estados Unidos en abril de 1990; y según él nos dice, “con la intención de formar una empresa consultora e importadora, la cual, esperaba, me haría millonario…” pero Dios tenía un plan diferente para su vida. En agosto de ese año el Señor los trajo a la Iglesia Nueva Vida (la cual estaba en proceso de formación); y en diciembre de ese año también fueron bautizados en las aguas.

Desde su inicio, comenzaron a colaborar en los grupos de células y en otras actividades de la iglesia.

También, su primer trabajo formal en la iglesia fue el de encargarse de la limpieza del templo.

Más adelante, el día 15 de octubre del año 1995, el Pastor Julio Rodríguez fue ordenado como pastor de la iglesia; y desde entonces ha tenido la responsabilidad de pastorear la Iglesia Nueva Vida.

Dios le ha puesto a su lado una gran cantidad de personas fieles y trabajadoras del Reino que con pasión y entrega se han encargado de los diferentes ministerios y departamentos, y han contribuido grandemente para que Dios establezca lo que hoy vemos: Bendición y Prosperidad en las personas que pertenecen a esta iglesia, y en los diferentes ministerios.

arrow
0
Connecting
Please wait...
Send a message

Sorry, we aren't online at the moment. Leave a message.

Your name
* Email
* Describe your issue
Login now

Need more help? Save time by starting your support request online.

Your name
* Email
* Describe your issue
We're online!
Feedback

Help us help you better! Feel free to leave us any additional feedback.

How do you rate our support?